Muralista de Monje dejó su arte plasmado en Cosquín

Lisandro Urteaga es reconocido en la región y provincias vecinas donde lleva el arte con sus pinceles. En esta oportunidad, también lo hizo durante el festival de Cosquín, a un costado del escenario principal, en homenaje a Atahualpa.

El artista de Monje creó una obra junto a otros tres muralistas que pintaron durante la primera noche del festival cordobés, en su edición 60 mientras cantaba Lucio Álvarez Quiroga.

Lisandro Urteaga trabajó junto a José Conrado, Sergio «Puma» Herrera y la hija del músico, Lucia Álvarez Quiroga. Según indicó el medio Cadena 3, el trabajo final fue regalado a la organización por los 60 años.

«Es muy emocionante, recuerdo que venía desde chico a Cosquín a vender remeras pintadas en la calle para poder pagarme la temporada», contó  Lisandro cuando bajaron del escenario.

Además, explicó que Mario los convocó, a través de su hija, con la idea de que durante la actuación pinten un mural en homenaje a Atahualpa. «Lo hicimos en base a lo que dice la historia, creaciones y sentires. Fue hicimos una interpretación de manera simple», dijo el artista.

El mural fue pintado en su totalidad sobre el escenario, en medio de la presentación, con la música de Quiroga de fondo y más de 9 mil testigos que se convocaron en la Plaza Próspero Molina durante la primera luna del Festival Nacional de Folclore.

Vale destacar que Lisandro es reconocido por sus obras en diferentes pueblos de la zona como el caso de Oliveros, donde pintó un mural en homenaje a Marlene Franco.

Comentarios en Facebook