Amaro González se acercó al piquete, dialogó con los vecinos y se levantó el corte

Desde las 18.30 de este miércoles, los vecinos de La Ribera solicitaban la presencia del presidente de Timbúes, Amaro González, para dialogar sobre la problemática de camiones que los afecta. Finalmente, se hizo presente junto al secretario de seguridad, Alfredo Olivera. Minutos después, se levantó el corte de Ruta 11.

Cerca de las 22 González aseguró a los vecinos que la emergencia terminará el martes, que será el último día de trabajos sobre el puente y luego “todo volverá a la normalidad anterior”.

“La irresponsabilidad que tiene el gobierno nacional para paralizar las obras es la misma con la que no te avisan las cosas. Nos avisaron que comenzaban los trabajos un día antes. Yo gobierno la comuna de Timbúes nada mas, no la provincia”, sostuvo.

Los vecinos solicitaron que se desvíen a los camiones debido a que los colectivos no llegan hasta la zona por la cantidad de tráfico pesado que dificultan el recorrido y los horarios del transporte público como así también el bien estar de las familias.

Ante el pedido de los vecinos, Olivera expresó: “Si ustedes nos piden una colaboración y pactamos con las autoridades, yo hablo con Abram y Calori y lo resuelvo”, en relación a que la Guardia Urbana Comunal de Timbúes se haga presente en La Ribera para controlar el tránsito, solución provisoria con la que los vecinos estuvieron de acuerdo.

A su vez, González agregó: “Todos vivimos en una zona donde hay camiones y estamos en riesgo. En Timbúes hicimos la salida a la autopista por las 8 mil personas que quedan aisladas. Me tienen que matar para que pase un camión por allá, no van a pasar”.

En relación al proyecto presentado semanas atrás en una reunión llevada a cabo junto a las autoridades regionales, expuso: “La posible solución es la que planteamos nosotros, la de hacer un puente paralelo donde está el horno de barro, hacer una colectora de cada lado y que los camiones vayan por el centro. Cuando vino Macri el único que estaba acá pidiendo un puente acá era yo. Las gestiones hay que hacerlas. Yo defiendo mi localidad”.

Con respecto al dinero con el que cuenta el pueblo, el cual recibe 400 pesos por cada camión que ingresa al puerto, explicó: “Los recursos son de cada localidad, si a Timbúes le entran 9 mil millones dólares, yo no puedo dar ni uno a Oliveros, a Andino ni a nadie. porque es ley, sino estaría haciendo malversación de fondos”.

Por último, aseguró, al igual que lo hizo José Abraham, que este jueves mantendrá una reunión con Omar Perotti, el próximo gobernador provincial. “Me voy a reunir con Perotti porque hay un encuentro con el gobernador, voy a llevar el proyecto y que me ayude a gestionar la construcción del puente. Estamos tratando de hacer cosas y que las cosas se solucionen”, concluyó.

Comentarios en Facebook