Bernardo de Irigoyen: 12 años de prisión para un hombre acusado de abusar de dos nenas

Un hombre fue condenado a 12 años de prisión por abusar sexualmente de dos menores en Bernardo de Irigoyen. Se había solicitado la pena de 27 años la cual fue visiblemente reducida.

Carlos Zárate, de 35 años, fue encontrado culpable por ser autor de delitos de abuso sexual gravemente ultrajante calificado (por la guarda) y corrupción de menores agravada (por la guarda), en concurso ideal y reiterado en perjuicio de dos niñas menores de edad.

Por su parte, el tribunal resolvió absolverlo de culpa y cargo de la autoría de delitos contra la integridad sexual de otra niña –también menor de edad–; desobediencia a la autoridad y lesiones leves dolosas en perjuicio de un hombre mayor de edad.

Así lo resolvió por unanimidad el tribunal integrado por los jueces Luis Octavio Silva (presidente), Sergio Carraro y Gustavo Urdiales en el marco de un juicio oral que finalizó hoy en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

Víctimas menores de edad

“La acusación de la Fiscalía a Zárate fue por la autoría de tres hechos de abuso sexual y por otros dos hechos ilícitos. En relación a los de contenido sexual, fue condenado en dos de los tres hechos que le atribuimos”, remarcó la fiscal Alejandra Del Río Ayala, quien representó al MPA en el juicio oral –junto al fiscal Matías Broggi– y tuvo a su cargo la investigación de los ilícitos.

En relación al monto de la pena, Del Río Ayala sostuvo que “la pena fue de 12 años de prisión, y desde la Fiscalía habíamos solicitado 27 años”. En tal sentido, añadió que “estamos convencidos de que fueron tres los abusos sexuales en perjuicio de tres víctimas. Por lo tanto, aguardaremos los fundamentos de los jueces para luego analizar la posibilidad de apelar la sentencia”, agregó.

Los ilícitos que se investigaron sucedieron entre los años 2014 y 2017. “Los hechos por los cuales el tribunal condenó a Zárate fueron en perjuicio de dos niñas amigas de su hija, mientras que lo absolvió por los delitos por los que se lo había acusado en perjuicio de su propia hija”.

“En relación a las dos niñas abusadas, Zárate con frecuencia las pasaba a buscar por sus respectivos domicilios con la excusa de que fueran a jugar con su hija, situación que aprovechaba para abusar de ellas”, remarcó la fiscal.

Del Río Ayala destacó que “las víctimas son niñas muy pequeñas, que tienen una diferencia de edad considerable con el acusado. Estos hechos, sumados a la modalidad y duración en el tiempo, son perfectamente idóneos para adelantar el desarrollo normal, libre y progresivo de la sexualidad de las menores”.

Foto: El Doce TV

Comentarios en Facebook