Bronca y repudio: fumigaron una escuela rural de la región

Una escuela rural de la región fue víctima de los agrotóxicos y del mal empleo de la fumigación en los campos. En horario escolar, un mosquito comenzó a realizar la tarea en un sembrado lindero a un colegio, mientras los niños estaban en clase.

Amsafé San Jerónimo y CTA San Jerónimo fueron los primeros en alzar la voz contra esta práctica ocurrida este martes en el Centro de Educación Rural 490, ubicado en la Ruta Provincial N° 65 (Campo La Vasconia)- San Genaro, donde en el horario escolar, en el campo lindante a la escuela un “mosquito” comenzó a fumigar con agrotóxicos a escasos metros del edificio escolar.

Este miércoles se hizo presente en la institución educativa el concejal electo de San Genaro, Cristian Góndolo, quien repudió los hechos. “Me comprometí ante los docentes a hacer el seguimiento de la denuncia para que se haga justicia y no se repitan estos hechos que son comunes en la región”, sostuvo el dirigente justicialista en diálogo con Info Más.

Este accionar trajo como consecuencia la necesidad de evacuar el edificio y regresar a los alumnos a su domicilio, al tiempo que se comunicó lo sucedido a la dependencia policial. “Es necesario recordar que la localidad cuenta con una Ordenanza Municipal que regula estas prácticas en cercanías de las escuela”, resaltó en un comunicado Amsafé y CTA.

“La semana pasada ya había habido un episodio en un campo lindero y el de ayer fue con los alumnos dentro del establecimiento que tuvieron que poner en práctica el protocolo de evacuación porque comenzaron a sentir molestias en la piel y picazón en labios y nariz, síntomas de inhalar el veneno”, agregó Góndolo.

En tanto, el gremio docente exigió al Ministerio de Educación de nuestra provincia el cumplimiento del Acuerdo Paritario de oficializar un Protocolo para escuelas expuestas a la fumigación con agroquímicos. Protocolo elaborado y presentado por los representantes gremiales en el marco del Comité Mixto de Salud y Seguridad en el Trabajo, así como la instrumentación de todas las acciones necesarias para garantizar la protección de la salud y la vida de todos aquellos que diariamente desarrollan sus tareas educativas en la ruralidad, velando por el cumplimiento efectivo de las regulaciones previstas por la Ley y promoviendo activamente las medidas que aseguren que estos hechos no se repitan.

 

Comentarios en Facebook