El Arroyo Monje ya tiene su canción contra “las cavas”

Mario Alessandrini, el cantautor santafesino que se crió y pasó su infancia en Monje, se enteró de la problemática que aqueja a los vecinos de esa localidad en cuanto al temor por la contaminación del arroyo, tras la radicación de una planta procesadora de residuos industriales, aguas arriba y en jurisdicción de Clarke.

“Me enteré hace 15 días por unos amigos y ahí empecé a preguntar. Yo me crié en la escuela de “Campo Balparda”, en Monje, y luego viví en Maciel. Eso me conmovió, me sorprendió y me preocupó y cuando la cosa preocupa hay que escribirle al paisaje social y es la mejor forma de visibilizarlo”, dijo el poeta en diálogo con Info Más.

Así fue como con su pluma y la complicidad musical de Raúl Noguera crearon esta canción titulada “Arroyo del Monje” (No a las Cavas), que si bien en su letra le pone imágenes y recuerdos a ese paisaje tan regional, también toma aires de protesta respecto a la situación que se vive.

“Yo se que hay hombres que vienen con ambición desalmada, por una inmunda moneda nos subastan la esperanza”, dice la canción, en clara alusión al proyecto que desvela a muchos vecinos. Se trata de la firma Sergen Limpieza SRL que construye inmensos piletones a la vera del Arroyo Carrizales, el cuál desemboca en el Arroyo Monje. Allí planean procesar residuos de la industria aceitera de la zona de San Lorenzo, Timbúes y Puerto San Martín.

“Acá hay una realidad y es que no se sabe donde poner las porquerías del cordón industrial y tratan de meterlo lejos de la cocina. La cañada podría haber sido un buen lugar, han pensado”, sostuvo Alessandrini.

El cantautor, que dice conocer “cada uno de los recovecos de ese arroyo” emocionó a más de uno con su prosa y grabó de manera casera la canción, transformada en video con imágenes del afluente del Río Coronda.

ARROYO DEL MONJE (NO A LAS CAVAS)
Letra: Mario Alessandrini – Música e intérprete Raul Noguera

Quiero verte como siempre,
de aguas claritas y mansas
nacidas de las vertientes
que afloran en la cañada.
Y en tu salobre caudal
refrescarme en las mañanas
como lo hice hace mucho…
tiempo adentro de mi infancia.

Si me habré gastado siestas
zambullendo mis andanza,
gurisito pescador…
de anzuelo y de brazoladas.
Por vos escribí este verso
y lo traigo en mi guitarra
para soltarlo en tu orilla,
tal vez … lo necesitabas.

Yo se que hay hombres que vienen solo pensando en la plata
para engordar sus bolsillos y envenenarnos las napas
y allá donde las vertientes emergen puras y claras
sólo aflorará la muerte de la flora y de la fauna….

Por eso Arroyo del Monje,
serpenteador de distancias..
quiero que mis nietos vean
lo que de chico miraba.
Y capaz que alguna noche
Serena, de luna clara,
vuelva a encarnar espineles
sobre tu lonja de plata.

Yo se que hay hombres que vienen con ambición desalmada
por una inmunda moneda nos subastan la esperanza,
por esos se alzan las voces y es tu gente quien reclama,
por eso Arroyo del Monje le decimos… No a las Cavas.

 

 

 

Comentarios en Facebook