El oliverense Rosso volvió a consagrarse en el automovilismo regional

Todo fue algarabía en Victoria, Entre Ríos, cuando el joven piloto oliverense Iván Rosso volvió a consagrarse campeón en el automovilismo regional, como ya lo había hecho en 2016.

Luego de un 2018 que no terminó de la mejor manera, con un tumbó que lo sacó de la competencia, el muchacho de 22 años se tomó revancha y se coronó campeón.

Rosso participa del certamen entrerriano con un Fiat 600 en la categoría Promocional 850 y se consagró este domingo 10 de noviembre en el circuito Cerro de la Matanza, ganando 7 de las 9 carreras en las que participó, siendo el único representante de la región.

Iván mostró su satisfacción en las redes sociales: “Otro campeonato que Ganamos juntos, GRACIAS GRACIAS, a Dios, a mi Familia, a mis amigos, Al Gran equipo, a mis sponsor, a mi querido Oliveros y pueblos vecinos, a toda la gente que me llenó de buena energía, para lograrlo, mil gracias de corazón. A mi motorista Cesar botti que me entrego un misil, gracias maestro”, escribió el joven.

Comentarios en Facebook