Marucco tras la conciliación: “No podemos tener de rehén a un pueblo”

La audiencia realizada en el mediodía de este miércoles en medio del paro de trabajadores comunales de Maciel, llegó a buen término. En el cierre, las partes del conflicto hablaron con la prensa y se mostraron firmes para trabajar en conjunto.

En primer lugar, Jesús Noni Monzón, Secretario de la CGT San Lorenzo y Festram, expresó: “Hemos llegado a un acuerdo con el interventor, se ha acatado una conciliación voluntaria por 15 días, hasta el 5 de diciembre, tiene los mismos efectos que una conciliación obligatoria. Mañana claramente los trabajadores volverán a sus funciones”.

“Agradecemos al Ministerio de Trabajo que armó esta mesa, al Secretario de Municipios y Comunas, Carlos Torres, al Ministro de Trabajo Julio Genesini y a todos los presentes. Pudimos arribar a un acuerdo y llevar a la paz social que le sirve a todos”, agregó.

En cuanto a los trabajadores despedidos, indicó que son 13. En la tarde de este miércoles habrá una asamblea con ellos para dialogar sobre los pasos a seguir. “Queremos trabajar en conjunto, sacar esto adelante y nosotros como trabajadores queremos que a la comuna le vaya bien como a los trabajadores”, indicó.

En relación a los plazos de la conciliación, si bien en un primer momento se imprimió un acta que hablaba de 90 días, se acortó en 15 debido que a partir del 10 de diciembre, Jorge Marucco pasará de interventor a presidente comunal.

En tanto, Jorge Marucco aseguró que la situación económica es generalizada y que si la comuna tuviera fondos para afrontar los gastos “hubiera sido todo fácil”. “Ahora en conjunto con el sindicato y la provincia tenemos que ver como salimos a palear esta situación porque en un pueblo chico nosotros tenemos prueba para demostrarle que estamos en un déficit de un millón de pesos todos los meses. Hay un millón menos de recaudación que el gasto que se legisla”, aseguró.

Ademán, apuntó contra los gobiernos anteriores. “Hubo cuatro años de gobierno elegido por el pueblo donde no se prestaron bien los servicios y donde la gente empezó a generar un atraso”. Según sus número, cuando el pago de tasas en 2015 era de un promedio de 60%, actualmente se redujo a la mitad. “Acá se generaron costos que antes la comuna no tenia”, amplió.

En cuanto a por qué se demoró la llegada de la conciliación y ante la consulta de Info Más, respondió: “Esto es una conciliación pero no quiere decir que si acá no colaboramos todos el pueblo, el sindicalismo y la provincia, no sacamos a Maciel del pozo donde está. Ahora le estamos poniendo parches pero necesitamos soluciones que yo ya empecé a tomar no solo en el tema empleado, estoy achicando de todos lados”.

En relación a una posible suba de impuestos, remarcó que considera que los números están atrasados. “La suba va a tener que hacerse. El cable lo pagamos, el celular lo pagamos, la luz porque la cortan la pagamos y la comuna dicen ‘bueno vamos a ver'”.

Por su parte, aseguró: “Vamos a restablecer los servicios. Como dijo Noni, acá no vamos ni vencedores ni vencidos, simplemente estamos haciendo un pacto porque no podemos seguir teniendo de rehén a todo un pueblo que necesita de los servicios. Después de la conciliación yo creo que vamos a tener muchas cosas más esclarecidas, vamos a reunirnos con el gremio ir viendo qué cosas podemos cambiar, que gente podemos tener lista para jubilarla, achicar por lo menos gente de mucha antigüedad”.

Por último, luego de los proyectos del Senador Danilo Capitani y el Diputado Gabriel Real para que Maciel sea ciudad, afirmó que aún no estudió la medida. “Para dar una opinión hay que tener muy hecho el estudio, en donde tiene conveniencia y donde perjuicio. Tendrá mayor coparticipación pero también un concejo que requiere de gastos. Todavía no he tenido tiempo de evaluarlo ni ver nada”, concluyó.

Comentarios en Facebook