Tras la muerte de “el Flaco”, el recuerdo del histórico dirigente de Alba

La noche del jueves en Maciel se vio sacudida por la muerte de un hombre tras la cual las circunstancias no están esclarecidas. Además, porque se trata de un histórico dirigente del Club Atlético Alba Argentina.

El Flaco Cavallero fue un comodín albista durante décadas, vicepresidente en los años 70 y siempre con el básquet como principal bandera. Así lo recuerda Pascual Venturino, un libro abierto de la historia tripera quien habló con Info Más como un homenaje al dirigente a quien definió como “el paladín del básquet”.

“Desde los 70 hasta ahora, con altibajos, pero estuvo siempre, creo que su cabeza es color naranja. Los grandes equipos de básquet de Alba de los 70 a los 80 estaba él al frente de todo.  Tenemos miles de anécdotas”, relató.

El Flaco hacía de todo un poco: “Ponía plata, su auto, era delegado, planillero, presidia, contrataba jugadores, a  veces pagábamos con cheques nuestros.  Creo que tiene una historia grande en el club pero sobre todo en el básquet”, recordó.

“Era todo el berretin de ganarle a los rojos que tenían una dirigencia con mucha plata. Siempre dicen que los clásicos motivan, el Flaco siempre fue el mentor, después cuando vino grande seguía yendo igual, no faltaba nunca a un partido y siguió Fuchi, su hijo, manejando el básquet cuando él aflojó”, indicó.

Anécdota

En medio de miles de anécdotas, Pascual se inclinó por contar la del famoso “Catamarqueño”, hábil y goleador, que formó parte del equipo en una final entre Alba y Maciel, luego de que el Flaco lo fuera a buscar en su auto, un Dodge 8 cilíndros, de Maciel a Catamarca.

“Era diciembre, en comisión directiva de la Asociación se pasó el partido para después de las fiestas. El jugador estrella de Alba era Carlos Bustos, el famoso catamarqueño, un goleador excepcional que lo trajo el Flaco en uno de sus viajes, le dimos licencia y se fue su casa”.

El 22 de diciembre nos avisaron que el partido se jugaba el 24. El Flaco tenía un Dodge 8 cilindros y dijo que se iba a Catamarca a buscarlo. Teníamos un DT que era Vazquez de Rosario que lo acompañó. Cambió un cheque para cargar nafta, le dieron el vuelto y se fueron los dos. Llegaron dos horas antes del partido a Villa del Prado, una cancha neutral que había en Capitán Bermúdez. El catamarqueño vino muy enojado pero hizo 48 puntos. Terminó el partido y se fue”.

Fallecimiento

Hugo Cavallero fue hallado sin vida en su cama, cuando su hijo llegó a la vivienda de calle Rioja al 300 y dio aviso a la policía. PDI, fiscalía, policía y forenses trabajaron en el lugar hasta la madrugada.

 De la casa faltan dos televisores y el automóvil, un Volkswagen Gol. “Investigamos la hipótesis de un homicidio. La muerte dataría de varias horas atrás del hallazgo. El lugar estaba revuelto, había desorden”, reveló a Info Más el fiscal de la causa, Leandro Lucente.

Comentarios en Facebook