Pedro Severini asumió en Monje rumbo a sus 10 años de gestión

Luego de ocho años de gobierno comunal en Monje, Pedro Severini asumió este miércoles su quinto mandato que lo conducirán a un total de diez años como máxima autoridad en la localidad con una nueva comisión.

Después de la primera etapa del acto oficial llevado a cabo en la planta alta de la sede comunal, se procedió a la distribución de cargos quedando conformado de la siguiente manera:

Presidente: Pedro Severini

Vicepresidente: Gerardo Chinellato

Tesorera: María Angélica Barón

Secretaria: Evelyn Zuccali

Vocal titular: Sebastián Horacio Fernández

Además, se estableció en acta la decisión por unanimidad acerca de que las reuniones extraordinaria se realicen cada 15 días los días miércoles.

Pedro Severini, tras la asunción, dialogó con Info Más y se refirió a su arduo trabajo como presidente. «Nos sentimos reconfortados por el apoyo de la gente, fuimos elegidos para gobernar y lo haremos para todos iguales como lo hemos hecho los años anteriores. Desde el primer año que empecé a trabajar el método es el mismo, no bajar los brazos. Yo no tengo horario de comuna, son las 24 horas, uno está presente siempre, es vocación y muy sacrificado», detalló.

En relación al presente de la localidad, aseguró que faltan «muchas cosas» y que hay una importante obra pendiente. «Si uno tomara las promesas de los políticos ya tendríamos que tener el camino de la costa hecho porque estaba aprobado y sin embargo no se llevó a cabo. Nos están debiendo una buena parte desde 2017 de obras menores y estamos encarando obras de millones de pesos con dinero de la comuna», explicó.

Además, habló de su futuro presidencial una vez que concluya su mandato debido, entre otras cosas, a sus 77 años. «El año pasado ya había dicho que bajaba los brazos, no quería seguir. Me voy a ir con 79 si Dios me da salud, la fuerza es la misma con la que comencé a trabajar, estoy acostumbrado a trabajar y para mi es una satisfacción. Por ahora digo que son los últimos dos años. No habíamos dejado a nadie preparado para tomar la gestión, a mi mismo me dolía. Si yo dejo de trabajar en la comuna voy a pedir un lugarcito para seguir trabajando porque no estoy acostumbrado a estar sentado», dijo entre sonrisas.

Con respecto a la Boca de Monje y a la nueva temporada de verano, aseguró que la bajante del río «es una complicación» ya que hay playa de sobra pero no hay lugar para bañarse. En otro aspecto, contó: «Estamos arreglando fogones y haciendo mesas nuevas para colocar».

Por otro lado, confió en las gestiones de cara al nuevo gobierno provincial de Omar Perorri. «Le pido que gobierne para todos, tenga el mismo signo político o no, porque los presidentes sufrimos mucho las consecuencias, lo pasé en mis 8 años. A veces vemos comunas que le sobran cosas y a uno que no le mandan nada es muy triste. Yo creo que vamos a tener cosas a favor, lo tenemos a Danilo (Capitani) en el equipo y a Bielsa (María Eugenia) a nivel nacional. Monje necesita viviendas y vamos a tratar de gestionar más, porque gestiones hemos hecho muchas pero resultados muy pocos», lamentó.

Para finalizar, le habló a sus vecinos y a quienes lo continúan acompañando en el camino. «A la comisión de la comuna, a mis compañeros, a la población en general que se siga comportando como hasta ahora. Yo creo que somos de los pocos pueblos que tenemos un buen ingreso en la comuna por la gente que paga los impuestos. Les deseo un año próspero y que viva en familia, que disfrute su familia que es lo mejor que se puede hacer», concluyó.

Comentarios en Facebook